Logre una expresion relajada. Ideal para el tratamiento estético de las arrugas faciales debidas a la expresión y mímica de la musculatura facial. La toxina botulínica es un complejo neurotóxico que actúa relajando la musculatura. Se considera un tratamiento mínimamente invasivo.

DFB-TB

Hace desaparecer las patas de gallo, las arrugas del entrecejo y de la frente, y eleva ligeramente las cejas hacia arriba, dando un aspecto más relajado y joven al rostro. No necesita anestesia. No requiere pruebas alérgicas. Puede aplicarse también al cuello y escote. Tiene óptimos resultados en el contorno facial, dando un aspecto más natural que los productos de relleno. Se puede aplicar en cualquier época del año. Los resultados son visibles entre el tercer y quinto día y definitivos en quince días.

Antes de inyectarse

Si usted está interesado en recibir este tipo de tratamientos, señalaremos algunos consejos proporcionados por la Sociedad Americana de Cirugía Dermatológica:

  • Asegúrese de que sea un médico cualificado el que realice el procedimiento de inyectar la toxina botulínica.
  • Asegúrese de que el médico esté entrenado y tenga experiencia en cirugía cosmética de la piel de la cara.
  • Solicite toda la información que precise acerca de los beneficios y riesgos que entraña esta técnica.
  • Evite el alcohol y permanezca boca arriba durante varias horas tras el procedimiento.
  • Elija una clínica médica garantizada que ofrezca técnicas estériles y equipos adecuados por si surge algún problema.