La mesoterapia corporal tiene como objetivo moldear la figura de forma localizada y reducir el volumen mediante inyecciones de sustancias preparadas para disolver la grasa en la zona afectada . En general pueden aplicarse en cualquier zona del cuerpo exceptuando el pecho, aunque su uso suele ser más frecuente en la zona de los glúteos, muslos y abdomen.

Las inyecciones son aplicadas directamente en la zona donde se acumulan las grasas, donde las sustancias aplicadas disuelven las grasas. Más tarde estas grasas se transportarán por el torrente sanguíneo hacía los riñones para ser eliminadas a través de la orina.